¿Por qué Kusilla?

“El K’usillo es un personaje un tanto místico que forma parte de varias danzas autóctonas. (…)Según Rigoberto Paredes, el K’usillo es un personaje precolombino transformado en una imagen del diablo europeo, identificado con levita gris, pechera roja y verde y una máscara con cuernos y la revista Khana habla del K’usillo como “Simio-diablo burlesco”. Pero por más que se hable de un “diablo” queda claro que no se trata de un diablo en el sentido católico, sino del producto de una compleja relación entre la cosmovisión andina y el catolicismo. (…) El diablo colonial fue inventado por los religiosos europeos del siglo XVI que establecieron una analogía muy libre entre los seres del manqha pacha (mundo de “adentro” fértil y reino subterráneo de los difuntos), los dioses precolombinos Supay y Huari y el demonio cristiano. El resultado de esta “creación” es un buen ejemplo para la hibridez subversiva en el sentido de Bhabha quien postula la resistencia a través de una duplicación incompleta: para los españoles todos los seres del inframundo eran diablos (asociados con su concepto de inframundo), entonces obligaron a los indígenas a usar este término. Los oprimidos adoptaron el nombre de “diablo”, pero en un proceso de subversión encubierta lo transformaron en un símbolo de los valores tradicionales y de la resistencia indígena y quien permite mantener los nexos espirituales con las almas que garantizan la reproducción y multiplicación de las riquezas naturales.”

El kusillo es el bufón nativo, originario de la región altiplanica de La Paz y Oruro (Bolivia) y en su baile expresa la naturaleza de este personaje. Su estilo desenfadado y su gran movilidad lo llevan a ejecutar su danza sin seguir una coreografía determinada, recurriendo permanentemente a la improvisación.

“Los Kusillos citadinos del presente cambiaron la levita gris del  rural por trajes coloridos y adornados con bordados. Los jóvenes se identifican con la imagen jóven y alegre del personaje y actúan como figura o en grupo, haciendo impresionantes saltos y coreografías bufonescas.” *

Con estas descripciones les presento la razón por la cual elegí ese nombre para mi marca, como soy mujer, quise que terminara en A y para mi fortuna descubrí que en quechua significa “buena cosecha.”

* Sigl, Mendoza, No se baila así no más, 2012.